viernes, 9 de diciembre de 2016

Cursos 2017 -1 Con opción On Line

Estos son los cursos que ofrezco en Casa Jung de Medellín. Pueden hacerse On Line.


MAYORES INFORMES EN eventos@jungcolombia.com

Nos enfocaremos en los sueños y en las perspectivas que la psicología profunda nos ha ofrecido para un acercamiento enriquecedor a su naturaleza paradójica y siempre elusiva. Algunos ejercicios prácticos nos servirán para mantener presente tanto esa naturaleza como las herramientas adquiridas. En otro curso, nos ocuparemos de la primera idea que hizo que Jung fuera conocido a nivel mundial, la de los "Tipos Psicológicos" o tipos de personalidad; una tipología que no sólo permite comprender "el afuera de lo que somos" y de lo que son los otros, sino también un aspecto del mundo interior desconocido para muchos: la personalidad inconsciente. 

 Inscripciones hasta el 15 de enero (15 cupos virtuales y 15 presenciales). 

A continuación un flyer provocador y después algunas citas sobre los temas.

1. El Trabajo con los sueños. Teoría y práctica de un mundo por debajo del mundo. 
Jueves 7 a 9 p.m. Quincenal. Inicia Febrero 2. Inversión 320.000 cop




​ 
2. Tipos psicológicos. Nuestra personalidad, mas allá de la personalidad del Yo.
Lunes 7 a 9 p.m. Quincenal. Inicia febrero 6. Inversión 320.000 cop





A continuación algunos párrafos acerca de los sueños...

"Un sueño que no se comprende sigue siendo un mero incidente; al comprenderlo se convierte en una experiencia vital". C. G. Jung

"El terror y la resistencia que cada ser humano natural experimenta cuando se trata de ahondar profundamente en sí mismo es, en el fondo, el miedo a viajar al Hades." C. G. Jung en "Psicología y Alquimia".


"Lo que uno sabe de la vida puede no ser relevante para lo que hay debajo de ella. Lo que uno sabe y ha hecho en la vida puede ser tan irrelevante para el inframundo como la ropa con que nos adaptamos a la vida y la desnudez que ésta oculta, ya que en el inframundo todo nos es arrancado, y la vida se queda con los pies en la cabeza. Somos más que las expectativas basadas en u experiencia vital, junto con la sabiduría que de ella obtuvimos." James Hillman en "El sueño y el inframundo" pg. 70. Ed. Paidos.


"Pero la comunicación de mis propios sueños me imponía, sin remedio, franquear las intimidades de mi vida psíquica a las miradas ajenas en medida mayor de lo que me gustaría o podría exigirse de un autor que no es un literato, sino un investigador de la naturaleza. Era algo penoso, pero inevitable; debí avenirme a ello para no tener que renunciar absolutamente a presentar las pruebas de mis resultados psicológicos. Desde luego, no pude resistir el impulso de disimular muchas indiscreciones omitiendo y remplazando ciertas cosas; siempre que lo hice resultó grandemente perjudicado el valor de los ejemplos de que me servía. Sólo me cabe formular la esperanza de que el lector de este trabajo, comprendiendo mi difícil situación, se muestre indulgente, y, además, que todas las personas que se vean aludidas de algún modo por los sueños que yo comunico se avengan a concederme la libertad de pensamiento, al menos en mi vida onírica. " S. Freud en "La Interpretación de los seños", prólogo a la primera edición de 1899 (que se publicó con año 1900, debido a la consciencia explícita del autor sobre su carácter de obra magna que marcaría un hito en el pensamiento occidental sobre la psique). Ed. Amorrortu.

A continuación algunos párrafos acerca de la tipología psicológica.


"El sistema tipológico que propongo es un intento, basado en la experiencia práctica por suministrar una base y un marco a las ilimitadas variaciones individuales que han prevalecido hasta la fecha en la formación de los conceptos psicológicos. En una ciencia tan joven como la nuestra, definiciones limitadoras de algún tipo serán antes o después inevitables, porque los psicólogos necesariamente tendremos que ponernos algún día de acuerdo sobre ciertas bases deducidas de interpretaciones arbitrarias, o de lo contrario la psicología nunca dejará de ser un conglomerado acientífico de opiniones individuales." (C.G. Jung. Último párrafo en "Tipos Psicológicos". O.C. Vol. 6 Ed. Trotta.


"Este libro es el fruto de casi veinte años de trabajo en el terreno de la psicología práctica. Sus ideas fueron cobrando cuerpo de forma paulatina, en primer lugar a partir de innumerables impresiones y experiencias obtenidas tanto en la práctica psiquiátrica y el tratamiento de pacientes nerviosos como en el trato con personas de todas las capas sociales, luego a partir de mis personales discusiones con amigos y enemigos, y, por último, a partir de una crítica de mi propia idiosincrasia psicológica". (C. G. Jung. Prefacio de "Tipos Psicológicos". O.C. Vol 6 Ed. Trotta)

jueves, 28 de abril de 2016

¿Qué relación tienen los Dragones con el día del idioma, las rosas rojas y los libros?


(Dejo esta nota a la consideración de mis amigos y amigas catalanes)

Durante la carrera de psicología me apasioné con los Dragones (de ahí me viene la costumbre de escribir su nombre en mayúscula), la simbología tan llena de opuestos y las implicaciones para la psique occidental de un ser mítico como este son sorprendentes: es la madre primitiva, la totalidad de los elementos, lo inconsciente como enemigo, el guardián del tesoro oculto del Sí-Mismo, el elemento transformador y transformado de la alquimia, el mal demoníaco, el mayor bien en el autoconocimiento, etc., etc., etc.
Un 23 de abril, siete meses después de llegar Barcelona, me sorprendí al ver que en las calles, el metro, los parques y en la universidad, casi todas las mujeres y muchos hombres llevaban rosas rojas en sus manos y que también muchas personas llevaban libros bajo el brazo o paquetes que sugerían libros en ellos. Al preguntar me contestaron que se trataba de una combinación entre el día de los enamorados y el día del idioma, una especie de matrimonio entre las rosas y los libros.
Lo que más me gustó de todo fue conocer el origen de la tradición: todo tenía que ver con un Dragón que en algún punto de la historia mítica de Cataluña asolaba la región de Montblanc - varios pueblos, claro está, se atribuyen ser el lugar originario de la leyenda-. Como en todas las historias que involucran un monstruo tiránico (se trata pues de un motivo arquetipal), a este se le debía, para calmarle, un tributo periódico que en principio fue de dos corderos; cuando escasearon los corderos, los pobladores comenzaron a enviarle doncellas elegidas por sorteo. Todo iba "bien" hasta que le tocó en turno a la hija del rey, quien a pesar de los ruegos del pueblo porque permitiera ser reemplazada, se dirigió noblemente hacia el suplicio.
La imagen se completa, por supuesto, con la aparición de un caballero: San Jorge. Al parecer este fue un cruzado del siglo III que por gracia divina pasaba por allí y se dispuso a liberar a la princesa clavando su lanza en el corazón del oscuro Dragón. ¡y aquí viene el elemento más interesante de toda la historia! de la sangre que manaba de la herida se formó un estupendo rosal de rosas rojas, de las cuales Jorge tomó una y la ofreció a la princesa (y sí, ya pueden adivinar el final con boda y todo eso).
En Cataluña orgullosamente se habla el catalán y se defiende como un importante elemento identitario, así que la celebración del día del idioma español puede no ser compartida por todos pues se acepta popularmente la oficialidad de la lengua catalana sobre esa otra que prefieren llamar castellana (hay complejos motivos culturales y políticos para esta preferencia, incluso las tres rayas rojas de la bandera de cataluña, se dice, podrían representar la marca de las garras del Dragón). Sin embargo el 23 de abril del castellano coincide con el 23 de abril de la historia de San Jordi (San Jorge en catalán), de tal manera que para conmemorarlo todo se recrea, el pasado vuelve a ser presente y se renuevan los vínculos con la identidad colectiva mediante la costumbre: los varones, emulando a San Jordi, regalan rosas rojas a las mujeres, estas, les dan libros, con lo cual también queda señalado el día del idioma castellano (bueno, los libros que se regalan también pueden ser libros en catalán, así que digamos que queda señalado, no necesariamente celebrado por todos).
Aunque pude darme cuenta de que para muchos el día no pasa de ser el día de los enamorados (libros y rosas), estoy seguro de que en la corriente subterránea del inconsciente colectivo se esta renovando y removiendo hoy la confrontación con lo draconiano de la psique y la liberación de lo femenino en hombres y mujeres, aunque como dije al principio, podrían ser mucho más lo que se renueva, debido a las múltiples significaciones del símbolo.
Sobra decir que una vez conocida esta bella costumbre y sus orígenes fui a buscar las rosas y que también recibí algún libro.
(Acompaño esta nota con una fotografía de una de las puertas de la famosa Casa Guell de Barcelona, diseñada por el arquitecto, místico y artista Antoni Gaudí. Es común encontrar rosas y dragones por toda la arquitectura de Barcelona y otras ciudades catalanas).




miércoles, 27 de abril de 2016

Tener un alma


Tener un alma.


(Actualmente estoy escribiendo mi segundo libro "Ego y Alma: una relación compleja". Este pequeño texto contiene lo que yo llamaría la inspiración matriz del libro)



No es fácil tener un alma, es mucho más simple tener un ego al que se pueda adornar con ideales y autoengaños de superioridad o inferioridad, de bajas y altas autoestimas, de radicales juicios sobre la conducta de los otros, de autocontrol y fuerza de voluntad. El ego tiene mil formas de esconderse, de defenderse, de sostener sus ilusiones de triunfo y prosperidad, de desarrollo y éxito; tiene una batería extensa de artimañas para ocultarse del alma que pugna por manifestarse (para poner sólo un ejemplo, se ha inventado términos tan tramposos como estos: "falsa modestia", "envidia de la buena" y "mentira piadosa"). El ego también puede, tremenda paradoja, disfrazarse de profundidad de alma, por ejemplo, aparentando que se está en contacto con lo trascendente todo el tiempo y en cualquier situación (independientemente del concepto que se tenga de "lo trascendente", que a veces es algo que no se nombra así pero que funciona como tal en la mente de algunos, por ejemplo, en la de aquellos que confían ciegamente en el intelecto y sus logros, para quienes lo trascendente es el conocimiento científico y su objetividad).


¿Pero un alma? ¡que difícil es tener un alma! Comenzando porque en realidad nadie "tiene" un alma, ella nos tiene a nosotros, su autonomía es impresionante, sus formas de aparición inusitadas y diversas; en su territorio no podemos escondernos, nos habla en sueños y en realidades plagadas de inseguridad, defectos, fracasos, fragilidades y constantes transformaciones (nada de esa permanencia "sólida" con que sueña el ego). Ella sólo mostrará ese brillo del que algunos hablan en ciertos momentos y luego de haberla aceptado mucho, ¡muchísimo!, y no es fácil aceptarla ya que en más de una ocasión nos sugerirá verdades dolorosas, no necesariamente compatibles con aquello que quisiéramos ser o mostrar.

Es tan difícil estar constantemente en contacto con ella que periódicamente tenemos que salir a la superficie y respirar, sí, ¡un poco de superficialidad!: reírnos de tonterías, despotricar de los políticos y de los falsos profetas, emborracharnos, saltar con la canción pegajosa y "vacía", tener un hobbie que no sirva "para nada", un "tiempo perdido", algo del oropel de la máscara. A la larga, es interesante comprender que incluso ese vacío aparente de la superficie es un producto del alma en su encuentro con un ego particular, o colectivo, o incluso colectivizante. 

Todo es vida.

Lisímaco Henao H.
Analista Junguiano.


jueves, 17 de marzo de 2016

Nace la SCAJ: Sociedad Colombiana de Analistas Junguianos

¡PARA CELEBRAR!:
Nace la SCAJ: Sociedad Colombiana de Analistas Junguianos, la primera sociedad con opción de formación de analistas en el país. El siguiente es el comunicado oficial y saludo a todas las personas que han sido tocadas por la vida y obra de Carl Gustav Jung.

Marzo de 2016

Reciban un cordial saludo.
Nos complace grandemente compartir con ustedes y de manera oficial el nacimiento de nuestra sociedad, la cual es el fruto del esfuerzo mancomunado de un puñado de analistas que, entusiastas, propondrán en el próximo congreso de Kioto su inclusión en el seno de la IAAP como grupo non-training, con el fin de seguir construyendo los fundamentos de la primera institución autorizada para formar analistas junguianos en el país.
Los ocho analistas que inicialmente conforman la sociedad han llegado a su membresía en la IAAP (Asociación Internacional de Psicología Analítica) por caminos de formación muy diferentes, lo cual viene enriqueciendo la divulgación de la psicología analítica en Colombia y el proceso mismo de constitución de esta sociedad. Ellos son: Ana María Salazar, Inés de la Ossa Izquierdo, María Patricia Quijano, Andrés Ocazionez, Eduardo Carvallo, Lisímaco Henao H, Juan Carlos Alonso y Fernando Garlín.
Los objetivos generales de nuestra sociedad son los siguientes:
a. Divulgar el pensamiento junguiano por medio de publicaciones y del desarrollo de actividades académicas.
b. Ofrecer atención clínica psicoterapéutica y análisis junguiano.
c. Apoyar el proceso de las personas que se encuentran en formación como analistas.
d. Proponer y desarrollar líneas de investigación en el marco junguiano.
e. Fomentar el mantenimiento de las normas profesionales y la conducta ética de sus miembros.
f. Prestar asesoría en el análisis de procesos colectivos desde una perspectiva junguiana.

Compartimos la alegría con todas aquellas personas que han sido inspiradas por Carl Gustav Jung y su obra tanto dentro como fuera de nuestro país, en particular con los analistas junguianos de Latinoamérica unidos en el CLAPA (Comité Latinoamericano de Psicología Analítica), confiados en que dicha inspiración seguirá alentándonos hacia una mejor comprensión del alma y sus manifestaciones individuales y colectivas.
Cordialmente
Inés de la Ossa Izquierdo – Secretaria –
Eduardo Carvallo Moros –Vicepresidente-
Lisímaco Henao Henao – Presidente –

Sociedad Colombiana de Analistas Junguianos SCAJ.
Búscanos en Facebook DANDO CLICK AQUÍ

martes, 2 de febrero de 2016

¿Son ellos o yo?. Tragicomedia en cinco cuadros.



Hoy hemos iniciado con el curso sobre mitología, arquetipos y psicología imaginal. Luego de acompañar a la última persona hasta el taxi me dispongo a entrar a la Casa. Entonces lo veo, el querido arbusto no clasificado de frutos rojos (hasta ahora nadie ha podido decirme su nombre vulgar o científico, Lucía le dice simplemente "el árbol de navidad")

Muchas de sus hojas están enrolladas en una seda transparente, algunas de ellas pegadas de otras hojas secas, en el suelo demasiadas hojas secas. Entonces me doy cuenta: ha sido invadido por gusanos de seda




Saco mis herramientas de jardinero nocturno y comienzo a cortar hojas una tras otra, todas aquellas en las que hay un rollito. A veces los gusanos se asoman, algunos saltan pegados de un hilo, comienzo a sentir un cosquilleo en el cuerpo (sugestión por los bichos muy común).





Un gusano porfiado intenta escalar mis herramientas ¿me declara la guerra?



Cada vez que creo haber terminado veo un nuevo grupo de hojas y gusanos. Sigo cortando y arrojando al suelo, entonces una mariposa blanca como el algodón viene y revolotea alrededor del árbol, luego alrededor mío, casi toca mi cara y no permite que la fotografíe bien, no se queda quieta, supongo que se trata de su familia... de sus ancestros?, no, más bien de sus encarnaciones anteriores. Saco una fotografía, apenas puede verse volando bajo el techo. 


Se va. Miro el resultado, una verdadera masacre. El montón de hojas y gusanos. Siento mucho por las hojas verdes que tuve que cortar pero ya estaban muy entretejidas con las secas. 

¿Y por los gusanos? ¿Qué decir? ¿Eran ellos o el árbol? ¿Eran ellos o yo?. No lo se. Todo el tiempo recordé la tristeza que me embargó hace dos meses cuando la dueña de la casa hizo cortar el otro árbol del frente de la casa, aquel bajo el cual nos sentábamos al aire de un vino. Su argumento fue que sus raíces dañarían la casa, yo pensé si no habría otra alternativa... no me respondió, creo que quiso decir que era la casa o el árbol, el árbol o ella. Por primera vez en mi vida quise ser propietario inmobiliario.

El árbol sigue ahí, con sus frutos rojos inclasificados. Espero noticias. Respuestas sobre su nombre. 
Por ahora me voy a ver el último capítulo de temporada de House of Cards, la serie en la que un hombre y una mujer hacen lo que sea para mantener su poder político, su argumento es que son ellos o el mundo.

lunes, 1 de febrero de 2016

Las 10 cosas que NO saben los psicoterapeutas y psicoanalistas.


1. Cuál es la sexualidad correcta.
2. Cuál es la forma de familia correcta.
3. Cuál es la forma correcta de hacer pareja.
4. Cuál es la forma correcta de pensar o de sentir.
5. Si existen o no los extraterrestres, los fantasmas, dioses, ángeles, etc.
6. Cuál es la religión verdadera
7. Cuál es la forma de gobierno verdadera
8. Si existen o no vidas pasadas o futuras
9. Si hay una raza humana mejor que otra
10. Si existen las razas humanas

Las formas profundas de tratar con la psique deben prescindir de estos saberes, pues cuando un terapeuta o analista se sitúa en el lugar de estos conocimientos abandona su papel de acompañante y se transforma en otra cosa: líder religioso o político por ejemplo, pero no en acompañante del proceso del otro. Cuando un profesional del alma actúa desde esos lugares de conocimiento de "cómo debe ser la vida", coloniza la mente de su paciente con sus propias ideologías o sentires y entonces puede estar transfiriendo a otra vida asuntos que son de la suya.
Esto no quiere decir que el profesional no tenga valores y presupuestos para su vida, los tiene y vive con ellos, pero dentro del consultorio los "deja en suspenso" para que emerja el camino del paciente, el que él tiene que seguir y que puede llegar a ser completamente opuesto al suyo.
Me refiero entonces a la psicoterapia profunda y al psicoanálisis, pues es claro que en la superficie del Yo reinan los valores sociales colectivos y que algunas personas trabajan en ese nivel, es más, algunos pacientes vienen para que les ayudemos en ese nivel; es entonces cuando el profesional o la profesional deberán tener la pericia suficiente para dar esa ayuda sin necesidad de ir más allá de lo que Jung denominara la máscara. En mi opinión no es necesario forzar a una persona a ir más allá de lo que su momento requiere, o como el mismo Jung sugiriera al final de su Libro Rojo: a muchas personas les viene muy bien la ley colectiva, la norma colectiva, otros realmente tendrán que ir al desierto (para estos últimos está la psicología profunda y su "no saber" que es, en definitiva, escuchar el saber del alma en cada momento).
Ya se habrá entendido que hablo aquí del trabajo con adultos, con los niños y la mayoría de adolescentes el nivel del Ego (Yo) requiere de otro tratamiento, pues la adaptación de la primera parte de la vida exige que se comprendan los valores colectivos y se adhiera uno a ellos de alguna manera (ojalá no de manera ciega). No obstante muchos adolescentes, por ejemplo en el tema de la sexualidad, vienen a contrastar y poner en crisis los valores colectivos, ahí quizás el trabajo es familiar y no se puede eludir el tema del "cómo" vivir cuando se marca una diferencia tan radical en lo social (con el pasar de los años, según las tendencias sociales, esto ni siquiera será un problema qué tratar).
En el trabajo con adultos uno percibe que esas voces de los padres de la infancia siguen actuando como valores de los cuales no siempre es difícil apartarse por más que la psique profunda así lo requiera, pero en estos casos podemos permitir que la discusión y la crisis adulto-niño se de en el interior del alma.
En definitiva, los profesionales del alma no tenemos el derecho a suplantar el papel de los sacerdotes y otros líderes religiosos, ni el de los líderes políticos intentando guiar a la psique a donde nosotros creemos que hay que ir, pues está comprobado que lo que nos viene bien a nosotros puede ser verdadero veneno para otros. ¡que difícil! Sí. Pero hay que seguir trabajando en ello y mejorando cada día en cada nuevo ejercicio. Ahora bien, siempre que se habla de estas cosas es necesario aclarar una mas: no es que se promueva la destrucción de toda vida social o de las estructuras existentes, por el contrario, cuando un individuo se pregunta realmente por si mismo termina aportando a ese colectivo un saber nuevo y gracias a eso surge un mundo menos rígido y más amable con la diversidad de la vida, es un movimiento al que Jung denominó "Proceso de Individuación" que puede conducir a la transformación individual y colectiva.
CODA: Es aquí donde se equivocan muchos de los nuevos gurús de la autoayuda y la espiritualidad que pretenden hacer psicoterapia profunda, pero que vienen cargados de ideales inconscientes tremendamente masificadores. Como líderes espirituales van bien, cada época tiene los suyos. Sumado a esto me preocupa el que muchas sectas o grupos religiosos actuales utilicen una peligrosa mezcla entre psicología y espiritualidad, generando altos grados de dependencia y confusión en las mentes, en las cuales se pierde el límite entre moral colectiva y libertad individual... pero este es un gran tema para otro momento.
Lisímaco Henao H.
Psicólogo - Analista Junguiano IAAP