jueves, 4 de mayo de 2017

El Principito. Noticias del cineforo, el taller y el complejo del "Niño Eterno"


¿Qué hay dentro de una caja con tres perforaciones en un costado?
Quienes han leído esta bella obra saben lo que contiene: el cordero que siempre deseó el principito. Visto simbólicamente, dentro de esa caja podemos ver todo aquello que un niño desea, es decir, todo lo que deseamos de niños y no pudimos tener, aquello que quizás, ahora, podemos darnos.
Llevé dos de estas cajas mágicas y, después de la película, invité a los presentes a mirar dentro. Una niña levantó la mano y dijo que veía algo de lo que quería ser cuando grande, a raíz de lo cual afirmé: "¡bien!, veo que, en esa caja, los niños ven el futuro y los adultos el pasado". Sobresalió la participación de los niños durante el conversatorio, como siempre mucho más arriesgados que los adultos al momento de tomar la palabra.
Muchas personas se atrevieron a mirar dentro de la caja, la mayoría alcanzó a ver su propio cordero anhelado. Así discurrió el cineforo del pasado sábado (es el último sábado de cada mes). En cuanto a la película, esta es la síntesis de mi comentario:
"Marie-Louise Von Franz escribió en su libro "El Puer Aeternus", que el principito representaba las vivencias del autor Antoine de Saint Exupéry, quien al parecer se resistía a crecer y a aceptar el mundo adulto, debido a una gran desconfianza con respecto a lo que los adultos solían hacer con el mundo. Estos sentimientos y las conductas que desencadenan, conforman lo que Jung y Von Franz denominan el complejo del puer aeternus (el niño eterno) y está relacionado con lo que otros autores nombran como "complejo de Peter Pan". De Saint Exupéry murió a la edad de 44 años en un accidente aéreo, fue un pionero de la aviación postal y, según Von Franz, en su vida se puede rastrear el mencionado rechazo. Además, continúa la autora de "El Puer Aeternus", las personas que viven a través de este complejo suelen buscar constantemente experiencias extremas, como un modo de no concretar una vida que les parece aburrida y sin embargo, inconscientemente, están siendo llamados precisamente a la gran concreción: la muerte (según ella, muchas de estas personas se dedican a la aviación o a deportes extremos relacionados con la altura, lo que les permite alejarse constantemente de la tierra, en otras palabras, les ayuda a "no poner los pies en la tierra"). Recordemos al respecto de estas últimas ideas, que el principito es, en realidad, un suicida: él pide a la serpiente que corte su vida en la tierra. El otro dato importante es que "El principito" comienza con una declaración del autor acerca de la incomprensión en la que se sintió: enseña a todo el mundo su dibujo de una boa tragándose a un elefante y nadie lo entiende.
La película nos muestra a un de Saint Exupéry anciano y feliz (es decir, no murió en la mitad de su vida), contando a una pequeña niña sus vivencias con el principito. En mi opinión Marie Louise Von Franz estaría feliz con esta película pues nos muestra el complejo del niño eterno resuelto ¿Y cómo logró este viejo resolver su conflicto?, la película nos da una respuesta: creciendo, pero sin olvidar al niño: "Crecer no es el problema, el problema es olvidar". En definitiva, es válido que uno tema volverse un adulto, si eso implica las estupideces e incoherencias que este mundo ofrece, pero eso no elimina la posibilidad de que existan otras formas de crecer y, por lo tanto, otro tipo de adultez; en la película esto es elaborado mediante el contraste entre la madre de la niña y el viejo aviador."
Como siempre, muy agradecido con todos los asistentes, grandes y chicos, y con mis amigos de la Biblioteca EPM, Ladis FriasDiego Alejandro Ruiz Gómez y todo el resto del equipo.
Aquí el registro fotográfico cedido por la biblioteca.

La imagen puede contener: calzado y noche

La imagen puede contener: una o varias personas

La imagen puede contener: una o varias personas

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y multitud

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas y personas de pie

No hay comentarios:

Publicar un comentario