martes, 24 de enero de 2017

UN FAMOSO ENGAÑO EN INTERNET



¿Un montón de dioses nacieron el 25 de diciembre? 
¿Eso prueba que las religiones son un engaño basado en copias tendenciosas?

En cada diciembre vuelven a aparecer las publicaciones en las que "se denuncia" la supuesta copia religiosa, lo cual parece haber sido estimulado por el famoso documental "Zeitgeist" que contiene tantas inexactitudes como buenas intenciones.
Por una parte, y como lo menciono en la información que adjunto al final, no hay ninguna coincidencia en el nacimiento de las divinidades de varias culturas. No obstante es importante anotar que son innegables las variadas coincidencias míticas en varios aspectos, para anotar sólo algunos su nacimiento (por ejemplo un nacimiento "mágico"), sus peripecias (una acción heroica prematura) o sus mensajes (civilizadores); y aún así resulta bastante ingenuo proponer que las religiones antiguas fueron construcciones de cuatro tipos sentados copiándose a dioses aún más antiguos y calculando cada imagen, cada frase y sus efectos, esto es sobrevalorar a la razón y desconocer completamente el aspecto espontáneo de todo aquello que perdura en el tiempo. Hoy sabemos que la psique humana tiene un sustrato colectivo que garantiza nuestra identidad como especie (mala noticia para quienes se creen de "razas diferentes" o "superiores"), por lo que compartimos también una necesidad natural de imágenes psíquicas análogas. Para poner un ejemplo, las llamadas "divinidades solares" aparecen en lo que se ha dado en llamar el patriarcado o la era de dominancia de las lógicas masculinas, estas divinidades suelen compartir un rasgo común: se oponen a la simbología de "lo sombrío", resulta lógico que si brillas como el sol, tu opuesto sea la noche, la oscuridad, la luna o lo subterráneo. Así, era esperable que Jesús descendiera a los infiernos, al inframundo, pues él es "el sol que viene de lo alto" a destruir la oscuridad del pecado, esto en términos simbólicos significa que la luz vence a las sombras y, en términos históricos, que él era el gran liberador de lo que Roma estaba generando en el mundo judío: un caos sangriento y represivo que aparecía como el mal absoluto para los no romanos. Por otra parte, diciembre es invierno en Europa (el mes oscuro, el de la muerte vegetal, el mes de Hades, el mes en el que Hades-Plutón raptó a la hija de la Gran Diosa de la vida vegetal, es decir a Perséfone-Proserpina), de ahí que la tradición cristiana ubicara el nacimiento de Jesús en diciembre, como estrella, sol y promesa de que él vencería esa oscuridad.
Picológicamente (quiero ser claro en que no estoy hablando en términos religiosos), sabemos que el alma humana tiene un aspecto oscuro, Jung lo denominó La Sombra, la cual existe en la psique individual y también en la colectiva, por ello tenemos experiencias sombrías, imágenes sombrías y emociones también oscuras, sin embargo otros aspectos del alma misma parecen ser la contraparte, por lo que nos resultan completamente aceptables las imágenes del "advenimiento de la luz" (la natividad). En términos religiosos se nos habla de que la divinidad vence a la muerte (la sombra de la vida), y esto también resulta tremendamente coherente con el hecho de que el alma humana siempre y en todo lugar ha percibido la muerte, la muerte real y también la muerte simbólica (los duelos que enfrentamos cada día y nuestra propia sombra), como algo a vencer mediante la prolongación de la vida de alguna manera (en el más allá... o en el más acá, sabemos que incluso algunos científicos hablan ahora de regenerar las células hasta vencer a la muerte, es decir, el viejo mitologema de la fuente de la eterna juventud).
Un estudiante de psicología me confrontó un día diciéndome que todas estas cosas atentaban contra su fe, a lo cual le respondí que no tenía porqué suceder esto si su fe era verdadera, que lo que tratábamos de hacer con la teoría del inconsciente colectivo era comprender nuestra profunda e inevitable necesidad de las grandes imágenes que venían con cada religión o con las grandes teorías científicas o filosóficas que ahora pueden estar satisfaciendo esa necesidad.
En varias ocasiones se le preguntó a Jung sobre el más allá y la naturaleza de Dios, y en casi todas él respondió que como psicólogo nada tenía que decir sobre Dios, que eso era potestad de los guías espirituales, agregando que sólo podía hablar de las condiciones psíquicas para el descubrimiento de lo divino. Una famosa frase suya es: "Hay quien se empeña en afirmar que el ser humano inventó a Dios, lo que no se sabe es que simplemente lo descubrimos." esta parece ser la frase en que afirma su creencia, aunque en la entrevista con John Freeman "Cara a Cara", dice que él no cree en Dios, que le es imposible hacerlo pues por su tipo de personalidad necesita pruebas más que creencia ciega, pero que ha encontrado las pruebas en su psique, en la psique de los pacientes y en la historia del alma humana, por lo tanto, termina diciendo "yo no creo, yo se".
Arriba escribí que estas divinidades solares se oponen a lo femenino en términos simbólicos y ha sido terrible que en ocasiones lo hicieran de formas tan destructivas pues de ahí aprendimos nosotros también a diferenciarnos (ese es otro gran tema), pero tal vez podríamos esperar que el tercer paso, luego de la época de lo femenino (Gran Madre) y la de lo masculino (Gran Padre), venga una de la integración (si no nos desintegramos antes como especie).
Para finalizar, una nota sobre cada una de las divinidades que NO nacieron un 25 de diciembre, si lo hubieran hecho hablaríamos de una situación arquetípica digna de análisis, pero evidentemente ya no lo es. Los siguientes datos los recogí de taringa.net
, y los he corroborado bibliográficamente. Me parece importante consultar también algunas páginas que rebaten seriamente el documental "Zeitgeist", para tener una visión alternativa de sus argumentos sobre muchas cosas.

"Zarathustra: Según su mitología NO nació un 25 de diciembre, de hecho nadie sabe con certeza dónde ni cuándo nació pero en Irán se celebra una festividad en su honor el 26 de marzo, que forma parte del Festival de Año Nuevo iraní.
Horus: Según su mitología NO nació un 25 de diciembre, de acuerdo con el calendario del Antiguo Egipto, Horus había nacido EN VERANO.
Krishna: Según su mitología NO nació un 25 de diciembre, los hinduistas celebran el cumpleaños de Krishna en agosto.
Budda: Según su mitología NO nació un 25 de diciembre, los budistas celebran su cumpleaños en distintos dias de mayo, dependiendo del año. En Japón se celebra el 8 de abril.
Heracles: Según su mitología NO nació un 25 de diciembre, los antiguos griegos celebraban el nacimiento de Heracles en el cuarto día de cada mes griego.
Dionisio: Según su mitología NO nació un 25 de diciembre, no existe registro sobre una fecha de nacimiento exacta.
Mitrhas de Persia: Según su mitología NO nació un 25 de diciembre. El Mitra romano SI (esta parece ser la única coincidencia pero por el sincretismo romano).
Adonis: Según su mitología NO nació un 25 de diciembre, no existe registro sobre una fecha de nacimiento exacta ni tampoco hay versiones autorizadas de su nacimiento, la versión más aceptada es que fue engendrado tras una unión incestuosa entre Tías, rey de Esmirna o Siria y su hija Mirra.
Tammuz de Babilonia: Según su mitología NO nació un 25 de diciembre, los romanos lo adoptaron e impusieron la celebración de su alumbramiento un 25 de diciembre como el festival de invierno. Tammuz para los romanos era Saturno. Como dato adicional Tamuz también es el nombre el décimo mes del calendario hebreo moderno, equivalente a junio-julio del calendario gregoriano."
Lisímaco Henao H.
Diciembre de 2016

2 comentarios:

  1. Un aclaración: desde el punto de vista de los arquetipos, las divinidades solares no surgen con el "patriarcado", pues desde que el humano es humano ha tenido consigo a la Luna y al Sol, por tanto ha habido divinidades solares desde mucho antes.
    Lo que sucede en los "patriarcados" consiste en que las divinidades solares adquieren mayor importancia. Tampoco es acertado aformar que estas divinidades se oponen a la simbología de los sombrío; en el caso de la Antigua Grecia (cultura "patriarcal"), por ejemplo, los dioses masculinos mostraban muchas cualidades de la luz, pero también muchas características propias de la sombra, con sus vicios y bajas pasiones. Es el Cristianismo el culpable de que Occidente se imagine un Dios perfecto.

    ResponderEliminar