jueves, 10 de diciembre de 2015

¿Hablaba Jung con fantasmas? ¿De eso se trata El LIbro Rojo?

¿Hablaba Jung con fantasmas? ¿De eso se trata El LIbro Rojo?
Al leer el Libro Rojo, constatamos que Jung tenía la habilidad de dialogar con imágenes interiores, habilidad que quiso convertir en una herramienta terapéutica a la que denominó Imaginación Activa. Ahora sabemos que esto en principio no fue un recurso consciente, sino que simplemente "le ocurrió", de hecho, en algún momento entre 1913 y 1916, llegó a creer que podría enloquecer (lo que hizo después fue advertir de los peligros del uso de la Imaginación Activa por parte de personas con poca preparación o con tendencias a la invasión inconsciente. Se trata de una gran responsabilidad frente a la poderosa fuerza de lo imaginario y lo simbólico). Todas las vivencias de aquella época fueron elaboradas por él más tarde de una manera plenamente psicológica, dejando siempre en el campo privado toda interpretación literalista sobre "las apariciones". Para Jung finalmente se trata de imágenes arquetípicas. Por supuesto que un capítulo de aquellas experiencias que anima a más de uno a la interpretación mágica es aquel en que se narra el encuentro con "los muertos". Jung se pregunta ¿si tantos murieron luchando por la fe cristiana, supuestamente la verdadera fe, qué significado tiene el hecho de que se presenten aquí exigiendo una respuesta para poder descansar en paz?
En El LIbro Rojo encontramos que Jung comprendió que estos "muertos" eran imágenes de lo colectivo de la humanidad que sigue sin respuesta, de las preguntas fundamentales sobre el cómo vivir sobre esta tierra verdaderamente y sin destruirnos, preguntas que aún no contestamos y que pueden enfermarnos si continúan como un vacío que desde el fondo de lo inconsciente reclama nuestro desarrollo consciente. Quizás una familia tenga cuestiones abiertas, dirá el constelador familiar, pero a Jung se le impuso una comprensión aún mayor: las cuestiones de la humanidad aún sin elaborar pueden pugnar como una cadena de antepasados exigiéndonos más y más consciencia sobre lo que es ser verdaderamente humanos (Jung dice mucho más de estas experiencias y de lo que aprendió de ellas en El Libro Rojo, aquí me arriesgo sólo con una idea pero cubre temas como la guerra, la crueldad, la culpa colectiva, la vivencia instintiva, el reconocimiento de la sombra, etc. ).
En muchos sitios de la web se le han recortado partes a este video, aquellas en las que aparecen expertos como el analista junguiano Enrique Galán Santamaría. ¿A qué se debe tal edición? nos preguntamos. Sin las aclaraciones del analista, queda de nuevo Jung y su experiencia a merced de los malentendidos y de las manipulaciones provenientes de la nueva era que pretenden hacerlo ver como un gurú o el iniciador de alguna teoría espiritualista o psicomágica (de hecho advertimos mucho de esas tendencias en este mismo video).
Subimos el video casi completo (*), con la ilusión de que personas que quieren seriamente comprender la psicología junguiana, se dirijan al Libro Rojo y a otros textos ("Los arquetipos y lo inconsciente colectivo", "Recuerdos, Sueños y Pensamientos") en donde encontrarán el sentido psicológico de estas experiencias y la forma como ellas devinieron en una teoría seria, rigurosa y centrada en la clínica y la transformación del alma individual y colectiva.
Lisímaco Henao H.
Psicólogo - Analista Junguiano IAAP
* El video es una producción de cuatro.com  Hasta ahora ha sido imposible acceder a la totalidad del documento y todavía advertimos un corte en el que falta una intervención de Galán Santamaría.


No hay comentarios:

Publicar un comentario