jueves, 14 de junio de 2018

Curso: El encuentro terapéutico. Teoría, Método y Técnica.

¿Cuáles son las diferencias entre el encuentro analítico y el terapéutico?
¿Qué es la relación psicológica?
¿En qué punto la teoría de los complejos es una forma de psicopatología?
¿Porqué es importante la psicopatología?
¿Cuándo resulta desastroso el enfoque psicopatológico?
¿En qué sentido es o no "lo espiritual" un componente del proceso?
¿Qué podemos aprender de la experiencia de Jung y de su propio análisis?
¿Cuál es el lugar de Eros en la psicoterapia?
¿Qué es la histeria? ¿Qué es la depresión?
¿Porqué podemos conceder una importancia particular a la histeria y a la depresión como grandes movimientos de la psique?
¿Qué es la psicopatía?
¿Qué interés particular tiene el estudio de la psicopatía en el ámbito clínico y social?
¿En qué sentido podemos acoger a Hermes, Quirón y Dionisos como imágenes de la psicoterapia?
¿En qué consiste la psicoterapia junguiana?
¿En qué consiste la tensión espontaneidad-control en el terapeuta?
¿En qué consiste la supervisión de los terapeutas? 
¿Cuáles son las diferencias entre una teoría, un método y una técnica?
¿Puede una técnica por si sola reivindicarse como un método terapéutico?
¿Puede existir el método sin teoría?
¿Porqué los terapeutas y analistas necesitamos terapia y análisis?
¿Qué significa una relación activa entre el profesional y su teoría, su método y su técnica?
¿Cuales son los principales riesgos de las profesiones que implican el elemento terapéutico?


Lecturas, estudios de casos y una discusión honesta en torno a una forma de trabajo con lo psíquico que gana cada vez más popularidad, pero que también está sujeta, cada vez más, a malos entendidos, usos desviados y enfoques superficiales.



Dirigido a terapeutas de cualquier escuela que deseen contrastar con los aportes de la psicología originada en C. G. Jung.
Coordina: Lisímaco Henao Henao. Psicólogo y Analista Junguiano certificado por la IAAP.
Sesiones quincenales.
Agosto a Noviembre
Lunes 7 a 9 p.m.
Costo 350.000 pesos en total (130 USD)
Puede hacerse de manera virtual.

Informes: eventos@jungcolombia.com

martes, 5 de junio de 2018

Curso: COMPLEJOS Y ARQUETIPOS EN MITOS Y CUENTOS POPULARES. (Virtual o presencial)

Los originales Vs. las versiones de hollywood.
Relatos de duendes y brujas en latinoamerica.

¿Sabías que incluso los nuevos superhéroes del comic son reinterpretaciones de los antiguos mitos? ¿Qué sentido tiene esto? ¿A qué vienen los cambios en los cuentos populares revisitados por el cine? ¿Qué dicen los relatos tradicionales de Latinoamérica sobre el alma colectiva?

La imagen puede contener: texto

Las grandes producciones de la psique colectiva se mantienen en el tiempo aunque para ello deban "disfrazarse" o "mimetizarse" entre los cambios culturales, su fuerza es tremendamente inconsciente por lo que sus motivos pueden aparecer también en nuestros sueños, fantasías y patologías; según el gran descubrimiento junguiano, es por todo ello que estos relatos suelen evidenciar la estructura de la psique o un momento determinado de su desarrollo. ¿Qué pueden decirnos hoy las grandes imágenes que constituyen la cultura predominante en el mundo occidentalizado? ¿A qué pueden apuntar las transformaciones hechas por la industria de hollywood a estas grandes imágenes? ¿Cómo aparecen las estructuras fundamentales de la psique, los arquetipos, en los relatos tradicionales de latinoamerica y qué significa ese particular aparecer?

Nos ocuparemos entonces no solo de la lectura de los mitos y cuentos y de las interpretaciones propuestas por los grandes autores modernos, sino también de contrastar esas lecturas con las versiones creadas por Disney, Marvel, D.C. Comics y, en general, la industria que produce imágenes populares (pop) en la actualidad buscando lo que quieren decir acerca de la psique de hoy. Por otro lado nos acercaremos a los relatos tradicionales de Colombia y latinoamérica en una búsqueda de lo arquetipal que emergió y sigue emergiendo junto a nosotros. Todo ello para proseguir con la inquietante pregunta ¿Cambia algo en el inconsciente colectivo?
Nuestra búsqueda se basa en parte en una antropología psicológica, pero como ha sido siempre nuestro estilo, la base fundamental seguirá siendo la clínica, la pregunta por las imágenes del sufrimiento psíquico, por la forma como los arquetipos y complejos nos enferman y nos sanan.
Lecturas de Clarissa Pinkola Estés, Marion Woodman, Laurie Shapira, M. L. Von Franz, Ann G. Thomas, Joseph Campbell, Carl Jung, Heinrich Zimer, Walter Otto, Craig E. Stephenson.
Inscripciones hasta el 15 de Julio o hasta llenar el cupo. 
Cupos limitados. 16 presenciales y 22 virtuales.

Horarios: Los jueves de 7 a 9 p.m.
8 Sesiones quincenales iniciando en agosto 9 y finalizando en noviembre 29.
2 horas por sesión 
Presencial o Virtual (contamos con la plataforma wiziq.com que permite transmitir imagen, video y presentaciones en pizarra dinámica. Los alumnos participan mediante chat en vivo y en directo).


Acerca del pago.

Pago total: $350.000 (130 USD)
El cupo se reserva con el recibo de pago que debe enviarse al correo eventos@jungcolombia.com (NO dar responder al presente email)
DESCUENTO: Si cancelas antes de Junio 15: $320.000 (120 USD)

El pago puede hacerse por consignación o transferencia cuenta bancolombia o por giro a través de Western Union.
Pedir información enviando un correo nuevo a eventos@jungcolombia.com

viernes, 1 de junio de 2018

Curso: Un terrible amor por la guerra (Presencial o virtual)


Un grupo de lectura y un curso de psicología arquetipal…

¿Hacemos la guerra con la misma pasión que hacemos el amor? ¿A qué se debe que después de tantos siglos de “evolución de la especie” sigamos empeñados en el esfuerzo de la guerra, en el trabajo de la guerra y en la inevitabilidad de la guerra? ¿Cómo sucede que resultemos apoyando directa o indirectamente el método violento para solucionar los conflictos? ¿De qué recóndito lugar de la psique humana emerge esta pasión, este loco amor por la guerra? ¿Cómo es que terminamos poseídos por un espíritu guerrero independientemente de que llamemos a lo nuestro “conflicto de baja intensidad”, “escaramuza local” o “disputa regional”? Uno de los más brillantes pensadores de nuestro tiempo, un psicólogo con una penetrante imaginación y con una desarrollada consciencia de la raíz guerrerista en su historia colectiva, el estadounidense James Hillman, nos legó un libro que nos invita a entrar en contacto con las imágenes de la guerra, con las de hoy y con las de siempre, apuntando la espada de la diferenciación (una espada también guerrera), hacia la pregunta: ¿”Quién” está entonces detrás de nuestras pasiones guerreras, crueles y vengativas?, porque ya lo sabemos bien, hay un algo determinable, autónomo por incognito, que está más allá de quienes agitan las banderas, las palabras o las armas.

“Una frase de la película Patton resume lo que este libro intenta comprender: el general recorre el campo después de la batalla. Tierra revuelta, tanques achicharrados, cadáveres. Levanta a un oficial moribundo, lo besa, inspecciona la devastación y dice: «Amo todo esto. Dios sabe cuánto lo amo. Lo amo más que a mi vida».

Jamás podremos prevenir la guerra o hablar con lucidez de la paz y el desarme si no entramos de lleno en este amor a la guerra. Si no trasladamos nuestra imaginación al estado marcial del alma, no podremos comprender la atracción que la guerra ejerce. Esto significa «ir a la guerra», y este libro busca reclutar nuestras mentes para el servicio militar. No vamos a la guerra «en nombre de la paz» como tan frecuentemente insiste una engañosa retórica, sino más bien en pos de la guerra misma: para comprender la locura del amor que respira.

Nuestro desdén como civiles, nuestro horror pacifista -toda aversión, por profunda y legítima que nos parezca, a todo aquello que tenga que ver con lo militar y lo guerrero- debe quedar de lado debido al principio elemental del método psicológico, que sostiene que para comprender cualquier fenómeno hay que imaginarlo con simpatía. Ningún síndrome puede ser verdaderamente dislocado de su condición maldita si no llevamos primero la imaginación hasta su corazón." James Hillman. Un terrible amor por la guerra. Ed. sexto piso, Madrid 2010, pg. 11

MARTES 7 a 9 p.m. Quincenal. Agosto - Noviembre
Presencial o virtual.
8 Sesiones quincenales de 2 horas 
$350.000 (130 USD) 
Informes: eventos@jungcolombia.com 
Incluye el libro en PDF (Puede comprarse la versión original)
Docente:
Lisímaco Henao H.
Docente universitario con doce años de experiencia. 
Tallerista (veinte años de experiencia).
Psicólogo UdeA, Terapeuta, Master en Psicología Analítica de la Sociedad Española de Psicología Analítica (SEPA), Analista Junguiano, miembro fundador de la Sociedad Colombiana de Analistas Junguianos (SCAJ) y miembro de la International Association for Analytical Psychology (IAAP). 
Autor de "Ser Hombre. Imágenes arquetípicas de masculinidad en Cien años de soledad" y de "El Libro Rojo de mis sueños" (bitácoras para el alma 1)
Anfitrión en Casa Jung Medellín.


viernes, 25 de mayo de 2018

Voto y Psique


Una nota en torno a la participación en tiempos de polarización política y psíquica.

Resultado de imagen para el hombre que se cruzó de brazos ante hitler



1.    Preámbulo.

Todo fenómeno social requiere múltiples miradas para su comprensión, el tema de la política de las naciones y sus aspectos psicológicos ha tomado para mí una particular importancia en los últimos años. En el congreso latinoamericano de psicología junguiana de 2015, en Buenos Aires, presenté un trabajo sobre la presencia y confusión de los arquetipos del Héroe y del Trickster en dos personajes aparentemente opuestos: Álvaro Uribe y Hugo Chávez, y el año pasado, en el simposio de psicología junguiana en Bogotá hablé sobre el proceso de paz y sobre la forma como Eros y Tánatos, cada uno con sus luces y sombras, hacían su presencia en un momento crítico de la vida política de mi país.

Colombia se encuentra actualmente atravesando un momento de gran tensión, desde hace años la polarización política, la influencia de la corrupción y las diversas opiniones sobre los dos últimos proceso de paz (con paramilitares y guerrilleros) se venían caldeando para desembocar en lo que es la actual elección presidencial. Me parece que los psicólogos profundos no podemos dejar de aportar nuestras reflexiones sobre un tema como este.

Cuando tenía unos 12 años vi en los ojos de mi padre la única lágrima que corrió por su mejilla en mi presencia. Estábamos los hijos reunidos y él contaba cómo durante los años 50, siendo apenas un niño, huía con sus hermanos y sus padres por entre sembrados de caña llevando algunas pertenencias consigo, huían de las llamadas “chusmas conservadoras” que iban por las casas asesinando hombres, mujeres y niños que habían sido señalados como “manzanillos” o liberales. Esto causó una fuerte impresión en mí y fue lo que me llevó a mi único acto proselitista verdadero cuando, a la edad de 15 años, me vi subido en un Jeep con mi hermano y otros agitando una bandera roja y gritando a favor del candidato en cuestión. Esto no duró mucho tiempo, rápidamente un buen profesor del colegio me contó que los liberales también tenían chusma, con lo que comencé a concluir que la cosa era más compleja y que la perspectiva de mi padre era apenas una de entre muchas.

Mi padre se fue adaptando a los cambios también, aunque no sin cierto pesar fue aceptando la desaparición del partido liberal (de las ideas “realmente liberales”) y el surgimiento de, en vez de partidos, caudillos que no defendían un color pero que tenían un discurso que arrastraba masas enteras, masas dolidas, heridas, humilladas, violentadas como lo fue mi padre en su infancia. Hoy puedo ver que ese fenómeno ha crecido y tanto en la derecha como en la izquierda esas masas maltratadas votarán por el caudillo de turno y su equipo.

2.    Psique y masa.

Todo ser humano viene al mundo en un grupo, un grupo que no elige (¡son tan pocas las cosas que en realidad elegimos en la vida!) y que le da, en sus primeros años de vida, algunas de las imágenes necesarias para enfrentar al mundo. Jung afirmaba que el niño no respira aire, que respira la atmósfera de los complejos de sus padres, esto resume muy bien el hecho de que por un tiempo somos pensados y decididos más que pensar y decidir, lo cual activa en nosotros toda la dotación arquetípica referida al grupo, al “ser social” que somos, al acto de participar de algo más grande que nosotros. Todo grupo va generando su líder y nuestra vida es estar en grupos e incluso en la adolescencia, cuando algunos no encontramos un grupo o nos definimos anti-grupo y anti-líderes, terminamos agrupándonos de alguna manera con quienes comparten ese mismo sentimiento y, sin darnos cuenta, siguiendo al líder-no-líder (esto es perceptible en algunos grupos de jóvenes que se consideran anarquistas, aún más, ahora hay líderes virtuales lo cual facilita a la psique no quedar en el vacío de esta imagen).

Si miramos la vida como si fuera una línea recta (no lo es), podríamos darnos cuenta de que nuestra participación en grupos es más inconsciente en tanto más atrás miramos. Es decir que en la adolescencia ya protestábamos contra esa masa de valores y juicios de la familia, pero casi sin saberlo nos arrastrábamos hacia alguna otra masa, y más atrás, en la “tierna infancia”, la protesta ni siquiera existía o era fácilmente extinguida, aún entre berrinches la fuerza de los arquetipos paternos y la necesidad de sus figuras para la sobrevivencia hacía que, en el fondo, fueran irrebatibles y termináramos repitiendo lo que el clan decía, amando lo que el clan amaba e incluso odiando lo que ese grupo primigenio odiara.

Pero al dar un salto hacia adelante, hacia la primera juventud y la adultez, la consciencia ha desarrollado una persona en el mundo, la facultad “de valernos por nosotros mismos” que, si bien nunca se logra completamente pues siempre seremos con otros, va puliéndose y especializándose. Paulatinamente vamos teniendo la capacidad de diferenciarnos incluso de quienes amamos, es decir, de amarlos incluso sin compartir sus valores y juicios. ¿Es esta actitud constante, lineal y realmente incremental?. No. No lo es. Depende de la circunstancia, de los miedos y de las heridas disponibles en la psique y en la sociedad y, algo aún más importante, depende del discurso que los líderes utilicen, de la manera como ellos logran llegar a esos miedos y heridas, es entonces cuando la tan difícil lograda diferenciación y crítica disminuye, incluso, puede llegar a desaparecer.

3.    Psique y participación.

Participar de algo más grande que nosotros, hacer parte, pertenecer, no es algo propio exclusivamente de la infancia, está incorporado en nuestra genética, en la especie, genera sensaciones agradables, una química particular si se quiere, todos lo hemos experimentado sin importar la edad al estar en una fiesta, en un espectáculo deportivo, en un culto religioso, en un encuentro de estudios. Sentirse en común-unidad tiene profundas repercusiones en la psique, la cual también es una comunidad de fragmentos más o menos diferenciados, algunas veces incluso disociados, divididos o en pugna (los llamados complejos psíquicos), así que la imagen externa de la comunidad evoca en nosotros la posibilidad de hallar una unidad entre lo dividido, una coherencia o, con una palabra que no me gusta mucho, una “armonía” entre las partes. Por ello sentimos ese regocijo, esa sensación del “¡ajá!”, de haber encontrado la verdad definitiva, la salvación, la pureza, la completud, la unidad con el todo, la solución final, sentimos todo eso y más cuando el líder habla y aplaudes junto a miles, te abrazas con miles, festejas con miles y ¡amas a miles!.

Votar es participar. Votar es hacer parte de una comunidad. Votar es ser uno-con-los-otros. Sin embargo el voto también es una prueba para el proceso de diferenciación de la consciencia, para la capacidad de crítica que vamos desarrollando en la adultez, la capacidad de tomar distancia y “ver” críticamente incluso a quien seguimos. El voto puede ser un voto inconsciente, ciego, sectario o un voto consciente, con visión y civilizado. El sectarismo puede ser definido como la tendencia de la psique a hundirse bajo la superficie de la consciencia, a ser tragado por ideales de perfección, pureza, limpieza, salvación, cambio total, etc., a esto se suma que esa tendencia de la psique trae aparejado entonces la satanización de lo otro y su desaparición como manera de ofrecer un mundo inmaculado, en otras palabras, el sectarismo es un movimiento de la psique hacia la eliminación de las polaridades, lo cual es imposible en la práctica pues la misma psique es polar, por lo tanto las sociedades también lo son y lo serán siempre.

Así que un voto puede ser un voto sectario, una opinión inamovible, una ceguera nacida del miedo y la herida azuzadas por el líder y, lo más peligroso, un voto que representa el deseo de que desaparezca el otro lado de la vida representado en quienes votan por otros líderes y otras ideas, es entonces cuando la participación política se transforma en participación mística,un concepto que retoma Jung de la antropología y que designa a una psique primitiva en la que la consciencia aún no logra separarse o diferenciarse de una masa totalizante.

Resumiendo: tenemos que votar porque es la mejor manera de participar en la familia grande, en el gran grupo al que hemos denominado “nación”, pero es necesario tomar en cuenta que votar también pone a prueba nuestra consciencia, nuestra capacidad de vivir con la existencia de esos otros que, desde otro lado, también participan en todo derecho, con sus propios deseos y aspiraciones. Si el voto no es cada vez más consciente, el voto es cada vez más violento y el acto mismo de la democracia se pierde en el deseo sectario, lo que ya la humanidad ha presenciado en demasiadas ocasiones, lo que mi país viene presenciando durante demasiado tiempo, eso que a mi padre, ya a sus sesenta años, aún le hacía llorar.

Para terminar estas dos imágenes para que evalúes tu sectarismo político (con unos pocos cambios podría servir para evaluar el sectarismo en otros ámbitos como el religioso, el teórico, económico, etc.)

  • -          ¿Cuándo alguien se cambia del bando contrario al tuyo le llamas convertido y transformado, digno de honores y premios, pero cuando alguien de tu bando se pasa al contrario le llamas traicionero y falto de criterio, digno de todo insulto e incluso de violencia?
  • -          ¿Eres capaz de aceptar las evidencias de que tu líder o sus colaboradores han cometido abusos, incluso crímenes, o siempre terminas disculpándolos de alguna manera? 
      CODA: Una recomendación para usuarios de Netflix.

     El tema de este documental no es Osho, el gurú admirado por muchos, aunque narre su aventura personal y sus contradicciones, tampoco es la personalidad de sus asistentes más cercanas y las acciones que llevaron a cabo. El tema de fondo es el gran riesgo que constantemente corremos de perder la consciencia individual, la capacidad diferenciadora de esta, frente al poder de cualquier líder con una promesa cargada de ideales (una promesa de la cual, quizás, él mismo ha sido presa inconsciente). Siempre me han parecido más peligrosos que los líderes sus seguidores inconscientes, que pueden ser sus más cercanos colaboradores o cada uno de nosotros, los admiradores "de a pié". Para los tiempos que corren este documental me resulta preciso y fundamental. Para discutirlo, para comprendernos.



Lisímaco Henao Henao.
Psicólogo y Analista Junguiano.
25-05-18

jueves, 17 de mayo de 2018

SÍMBOLOS Y ARQUETIPOS EN EL TAROT. (Curso virtual y presencial).

Fundamentos del curso, perfil del estudiante y del profesor, fechas y costos.

"La psique crea la realidad cada día mediante la imaginación" C.G. Jung

1. Fundamento teórico.
Jung nos enseñó que en todo material de origen colectivo, es decir, en aquellos materiales en los que el autor es desconocido pero que se mantienen en la consciencia colectiva (mitos, cuentos populares, religiones, tarot, etc.), podemos leer la historia del desarrollo de la psique y de sus diversas expresiones. Como individuos y como especie vamos transitando un camino de autodescubrimiento, lo que sabemos de nosotros es muy poco en comparación con lo que se halla inconsciente, aún por devenir y por manifestarse. El Yo cree saber más de lo que realmente sabe y nuestras dolencias físicas y psíquicas tienen arraigo en esa suposición de saber, en esa falta de disposición para el misterio, en ese aferrarse a lo que ya se sabe, en la falta de rebeldía y pregunta, en otras palabras, estamos tan llenos de respuestas que necesitamos enloquecer para poder saber algo ("Tu alma necesita de tu locura", escribe Jung en El Libro Rojo). Nuestro trabajo girará por eso en torno al símbolo como entidad que trae siempre, junto a algo conocido, algo desconocido.
La psicología junguiana y posjunguiana es, entonces, el centro sobre el que gravitarán las reflexiones sobre el tarot y, dentro de esa perspectiva, el tema de la estructura de la psique y una mirada clínica y social sobre ella. Me resulta necesario desalentar cualquier búsqueda de un tarot adivinatorio o místico para evitar contratiempos en lo organizativo y lo financiero. Esto no implica, por supuesto, que no puedan asistir personas con estos intereses y prácticas, la aclaración se refiere a que no esperen demasiado de un no-tarotista que más bien dedica su vida al tratamiento del alma atormentada y a los símbolos que surgen de ella, que no intenta adivinar lo que vendrá sino acompañar el movimiento de las imágenes de esa alma. Mi mirada sobre el tarot es la misma que tengo sobre los mitos, en esas imágenes están las instantáneas de lo que somos, de nuestras más profundas luces y sombras. En versiones anteriores del curso hemos tenido asistentes versados en el tarot adivinatorio y ha sido enriquecedora su perspectiva como amplificación, lo cual he agradecido porque hacen que se muevan nuevas imágenes en el grupo y en mí, porque aprendo mucho de ellos, sólo les pido que se presenten abiertos y más bien "medio vacíos" para poder aprender (recuerdo aquel dicho de Sócrates en el que aclara que nadie puede aprender si está demasiado lleno de conocimiento).
La imagen puede contener: 1 persona, texto


2. Metodología..

Puesto que sobre la perspectiva junguiana gravitará el curso, entonces nuestro método será el de la amplificación y activación de la imaginación, pues ese es el método por excelencia de Jung y su gran legado. Cada carta será puesta en relación con materiales simbólicos de todo el mundo, míticos, artísticos e incluso con imágenes de la actualidad (sociedad, política, medios, vida cotidiana, etc.). También en orden a estos presupuestos teóricos vamos a tomar en cuenta temas como el proceso de individuación, las funciones psicológicas, los arquetipos, los complejos y la psicoterapia.
En cada sesión se trabajarán dos cartas (ver excepciones en el apartado sobre las fechas)
ANTES de cada sesión se enviará material de lectura. 
DESPUÉS de cada sesión queda la tarea de llevar un diario del tarot (se explicará).
Al principio de cada sesión habrá un compartir del diario (quienes deseen leer algo de él).


VIRTUALIDAD: El curso puede tomarse de manera virtual, usamos la plataforma wiziq.com por medio de la cual recibes video y audio, ves las presentaciones de power point que usa el profesor y puedes participar por medio de un chat incorporado.

PRESENCIALIDAD: Estamos ubicados en el barrio Los Colores de Medellín, es un sitio de encuentro acogedor con un delicioso café e infusiones y, por supuesto, el vino del encuentro al inicio y al cierre del curso.

CONFERENCIA INTRODUCTORIA GRATUITA: El día 30 de Junio daré una conferencia gratuita y abierta al público: "El símbolo en la psicología analítica. Caso: El Loco del tarot", la cual es introductoria a todos los cursos, pero en particular para este porque abre con la primera (o la última) carta del tarot. Se dará en el mismo horario del curso.

3. Número de cupos.

22 virtuales
15 presenciales

El cupo queda reservado con el recibo de pago.

4. Perfil del alumno.

- El curso está abierto a psicólogos y no psicólogos. 
- Se pide un mínimo de capacidad académica para la comprensión de textos, a la par que deseo de la lectura, esto por supuesto no hay manera de medirlo por parte del docente, pero sí resulta problemático para el alumno cuando se pasa sobre temas de los que no se ha enterado. Además, el curso resulta desaprovechado si no se forma parte activa de él.
- Se pide familiaridad con el material simbólico, es decir, gusto por las artes (cine y literatura, pintura), deseo de comprender posturas religiosas diversas respetuosamente, los sueños, mitologías y todo lo que implique la posibilidad de indagar más allá de lo percibido. Esto, en mi opinión, es mucho mejor para un curso como este que saber mucha psicología.
- Puntualidad.


5. Perfil del profesor.

Lisímaco Henao H.
Docente universitario con doce años de experiencia. 
Tallerista (veinte años de experiencia).
Psicólogo UdeA, Terapeuta, Master en Psicología Analítica de la Sociedad Española de Psicología Analítica (SEPA), Analista Junguiano, miembro fundador de la Sociedad Colombiana de Analistas Junguianos (SCAJ) y miembro de la International Association for Analytical Psychology (IAAP). 
Autor de "Ser Hombre. Imágenes arquetípicas de masculinidad en Cien años de soledad" y de "El Libro Rojo de mis sueños" (bitácoras para el alma 1)
Anfitrión en Casa Jung Medellín.


6. Fechas.

Por favor anotar las fechas y separarlas desde el momento de tu inscripción.
El curso es quincenal, excepto las dos primeras fechas.
Dos cartas por curso, excepto el último día.

Junio 30 (Conferencia introductoria): El Loco.
Julio 21 y 28: El Mago y La Papisa. / La Emperatriz y El Emperador.
Agosto 11 y 25: El Papa y Los Enamorados./ El Carro y La Justicia.
Septiembre 8 y 22: El Ermitaño y La Rueda de la fortuna./ La Fuerza y El Colgado
Octubre 6 y 20: La Muerte y La Templanza./ El Diablo y La Torre.
Noviembre 3 y 17: La Estrella y La Luna. / El Sol, El Juicio y El Mundo.


7. Costos y Datos para el pago.

El cupo se separa mediante la consignación o el envío del dinero por Western Union.
El curso en total tiene un costo de 380.000 pesos ó 125 USD (En agosto se abrirán otros cursos sobre otros temas, las personas que hayan inscrito este curso tendrán un descuento especial en el pago de esos cursos).
Para recibir todos los datos para el pago y otras informaciones escribir a
Eventos@jungcolombia.com